Notas a entrada sobre modificación moral con fármacos

1. En las páginas 5 y 6 del final de la sección dedicada al Propanolol en la primera referencia puedes ver una recopilación de estudios que muestran el posible impacto de las respuestas emocionales que estos fármacos amortiguan en los prejuicios implícitos raciales. El problema es que una revisión reciente muestra que el método para medir los sesgos racistas implíticos (Implicit Association Test) no son un buen predictor de la discriminación posterior. El caso es que otro estudio sobre hasta que punto distintas variantes del receptor de oxitocina(mencionado más adelante en la entrada) influyen en el sesgo hacia tu propio grupo y contra el ajeno vieron que el IAT si predecía empatía hacia el dolor de otros grupos raciales, así que este tema es, como muchos, uno complicado y por resolver.

2 Un ejemplo de la clase de acción directa y dolorosa que planteaban en estos dilemas es la de estar escondiéndote de una invasión junto a tus vecinos. Los soldados del país enemigo están registrando todo en busca de supervivientes, y tu bebé, en tus brazos, parece a punto de romper a llorar. Basado en un caso real durante la invasión nazi, la pregunta es si te encuentras capaz de asfixiar a tu bebé de forma que no haga ruido, probablemente matándolo, con tal de evitar ser encontrados y morir tú, el bebé y los vecinos a manos de los soldados.

3  Sí, sí, vale, obviamente lo que se considera justo varía por culturas, pero aquí usaban el significado restringido occidental. Si te interesa el tema de cómo la definición de justo cambia de cultura a cultura de forma que se ve reflejada en estos jueguecitos psicológicos, tal vez te interese las distintas reacciones a la inequidad de siete culturas en Blake et. al  divulgadas aquí, las diferencias geográficas que el meta-análisis de Osterbeek concluyó que sabemos explicar más bien regular aquí  o la comparación de niños occidentales con pastores y cazadores recolectores africanos aquí. Este último encontraba, por ejemplo, que la idea de que hay que repartir un “botín” según el mérito relativo a la hora de obtenerlo entre los participantes no es universal. Ya dejo a tu interpretación si el que esa idea esté metida en los niños occidentales es cosa del azote del neoliberalismo en sus vulnerables mentes o qué.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s